RCH | Sir V. S. Naipaul

 

 

 

La mirada del "otro"

 

POR IMPOSICIÓN EDITORIAL, POR PRIVADA NATURALEZA POLÉMICA, POR BRONCA, POR ORGULLO HERIDO, Y POR RECONOCIDA PRETENSIÓN PERIODÍSTICA, ESTE ARTÍCULO FUE POSIBLE, O VOMITADO PARA PODER NACER. HUBO Y HAY MÁS MOTIVOS, IGUAL DE SUBJETIVOS Y OPINABLES, AUNQUE NUNCA TANTOS COMO LOS DATOS SOBRE LA VIDA Y OBRA DE ESTE ESCRITOR NACIDO EN TIERRA EQUIVOCADA. EL OMITIDO ES PREMIO NOBEL DE LITERATURA Y FIEL EXPONENTE DEL COLONIAJE MENTAL DEL SUBDESARROLLO; EN TÉRMINOS MILITANTES, UN CIPAYO A COMBATIR.

 
POR SILVIA NADALIN

"El nombre de Perón es demasiado vil para ser citado en público"
V. S Naipaul

Sir Vidiadhar Surajprasad Naipaul nació en Trinidad y Tobago en 1932. Hijo de inmigrantes hindúes (bramanes), a los 18 años, sintiéndose ajeno en una “sociedad de esclavos, incapaces de creatividad” se traslada a Inglaterra para estudiar becado en la Universidad de Oxford.

Su obsesión por convertirse en escritor le impone negociar los obstáculos que suponían –y suponen- en la Europa blanca, occidental y católica, su origen racial y tercermundista. Naipaul, el individualista feroz y desheredado no duda: si el mundo tenía un Fanon, él sería la voz del amo ante los condenados.

Fantaseo con que no fue ésa la excusa de su Nobel en 2001.

Así, el súbito de la Corona convertido en “Sir” por disposición de la Reina de Inglaterra construye una carrera literaria prolífica. Sus primeras novelas, el género que más frecuentó, están marcadas por su propio pasado, que irá matizando, ya en su madurez, con la proyección de esos resentimientos en países del Tercer Mundo con profundos conflictos sociales y políticos.

La forma literaria a la que apelará Naipaul para defender la cuestionada legitimidad de su cáustica mirada será el relato de viaje. Pakistán, Irán, Marruecos, el Congo, España, Venezuela, Estados Unidos, Costa de Marfil, el Caribe, Argentina, serán los destinos elegidos para reforzar los argumentos colonialistas impuestos en cada una de esas sociedades a fuerza de sangre y expoliación.

El nudo de sus ideas es recrear los conflictos entre las culturas tradicionales y los valores occidentales y modernos impuestos. Las sociedades y los personajes narrados atraviesan los sentimientos de los vencidos: soledad, desesperanza, alienación, pérdida, dependencia y cobardía.

Cual Picasso

En Oxford conoce a quien será su esposa, Patricia Hale, la primera mujer de una serie de féminas degradadas que tienen la mala fortuna de enamorase de él. O de seguir a su lado.

Su biógrafo cuenta –en un libro autorizado por el propio Naipaul- que Hale lo rescató de sus tendencias suicidas, sacrificando sus propias aspiraciones personales, entre ellas su amor al teatro. Como retribución, el joven Naipaul la despreció siempre, mofándose de sus opiniones, o no llevándola a fiestas por considerarla demasiado aburrida y torpe.

Como todas las mujeres seducidas por ese perfil masculino, Hale lo admiraba por su talento y, probablemente, fue uno de los pilares fundamentales de su obra durante los casi 40 años de convivencia. Eso no impidió que desde los primeros años de matrimonio el escritor se acostara frecuentemente con prostitutas, una confesión que explotó en 1994 en una entrevista a la revista New Yorker (que dio vuelta el mundo), y que provocó un disgusto tan grande en Hate, ya enferma de cáncer, que le costó la vida. Naipaul haría mea culpa con esta frase cínica: "Podría decirse que yo la maté."

Pag. 2 >>
  © 2007 ruletachina.com - REVISTA VIRTUAL - Todos los derechos reservados - República Argentina