RCh > > ESPECIAL << Entrevista con Ricardo Monti

"El sueño de los fascistas es América como un cementerio"

 

EL GRAN DRAMATURGO ARGENTINO (UNO DE LOS MÁS GRANDES) HABLA DE MARATHÓN, LA OBRA QUE ESTRENÓ DURANTE LA DICTADURA Y EN 2010 SE REESTRENÓ CON DIRECCIÓN DE VILLANUEVA COSSE EN EL TEATRO CERVANTES. TAMBIÉN SE REFIRIÓ A LOS ASPECTOS QUE ACERCAN O ALEJAN A ESTA OBRA DE OTRAS DE SU PRODUCCIÓN COMO HISTORIA TENDENCIOSA, UNA PASIÓN SUDAMERICANA, LA CORTINA DE ABALORIOS O UNA NOCHE CON EL SEÑOR MAGNUS & HIJOS. IMPOSIBLE SEPARAR EN SUS PALABRAS ARTE, HISTORIA Y POLÍTICA.

 

POR SANDRA FERREYRA

[…] esta aspiración, siempre del ser humano, de ir tras de un sueño que puede ser una fantasmagoría […]

En noviembre de este año Ricardo Monti hizo público su rechazo al premio que el Grupo Clarín le había otorgado en 2003 por su obra No te soltaré hasta que me bendigas. Las razones que motivaron este gesto fueron las sospechas de complicidad con el terrorismo de estado que recaen sobre la empresa. Una posición cívica que es correlato de una posición artística; sirva de ejemplo Marathón, la única obra que el dramaturgo escribió y estrenó en tiempos de dictadura y cuya puesta en escena, a cargo de Villanueva Cosse, tuvo su lugar en la temporada 2010 del Teatro Cervantes.

El argumento es simple: en una Maratón de baile, ubicada en la década de 1930, un grupo de participantes compite por un premio que desconoce pero que anhela profundamente. Las parejas danzan bajo la mirada vigilante del Animador y el Guardaespaldas; ganará la que resista hasta el final. En ese clima sofocante, los bailarines entran y salen de estados de ensoñación que adquieren la forma de mitos. Se trata de breves escenas en las que pueden reconocerse episodios, voces, documentos de la historia que entran en tensión con esa fantasmagoría que es el baile. Mientras el grupo baila por inercia, dormido, irá desplegando en el sueño el costado mítico de la identidad americana, hecho de retazos de discursos políticos, sociales y literarios preexistentes. La historia, nombrada como el teatro de los hechos, se despliega en cinco cuadros que van desde el descubrimiento del continente hasta las dictaduras del siglo XX, pasando por el significativo mito revolucionario. Como señala el personaje Animador, “al calor animal del acontecimiento teatral nuestros héroes vuelven de su tumba agradecidos de estar con nosotros esta noche de agosto de 1935”.

En la entrevista que sigue, Ricardo Monti nos habla de esta obra en particular y de algunos aspectos que la acercan o la distancian del resto de sus producciones. Imposible separar en sus palabras arte, historia y política.

Su obra se caracteriza por presentar puntos de inflexión que van orientando distintos momentos de su producción ¿Cómo explica ese devenir de su escritura?

De alguna manera casi cada obra es un punto de inflexión. A mí nunca me interesó la obra réplica. Hay autores que hacen la búsqueda en una obra y luego la replican. A mí eso nunca me atrajo, me aburre. Tengo muy poquitas obras en ese sentido que en realidad son como secuelas. Por ejemplo, la de teatro abierto, La cortina de abalorios que es la ampliación de una escena de Historia tendenciosa ¿cuál otra?

Finlandia

Finlandia, que es una reescritura posmoderna muy deliberada de Una pasión sudamericana, para sacar todo el contexto histórico, para que no quede más que la esencia metafísica de la obra. Posiblemente podría incluir Apocalipsis mañana como una especie de ampliación del estilo psicológico que indagué en No te soltaré hasta que me bendigas. Las otras son todas obras de inflexión, cada una de ellas me llevó un proceso muy largo en el tiempo, muy grande, de investigación y desarrollo tanto teórico y personal como estético. Son búsquedas estéticas bastante distintas a pesar de que hay por supuesto una línea interna que las está, de alguna manera, ligando.

Pag. 2 >>
  © 2007 ruletachina.com - REVISTA VIRTUAL - Todos los derechos reservados - República Argentina