Logo RCh
 
Gancia
 
NEWS   REVIEWS   COLLAGE   TREND    PREVIAS   L'EQUIPE   CONTRAHOME

Galería

Busca infinita (de un peral) - Autorretrato - Arte digital - 2006, de Cecilia Ambrossetti. web de Ceci Ambrossetti /Myspace

 
poesía

 

Vampyr

¿Querré sobrevivir a este pelo rojo? ¿Querré
hundirme — nuevamente
en los tímidos brazos de mi prometido?

Ahora — prefiero responder a los espasmos
de este inexplicable
ataque a la Charcot sobre mi cama —
el escote inflado
y los bordes del corpiño me lastiman. Estoy
parada frente a todos — en cuatro patas. Tengo
la lengua en punta —
y río con los ojos.

El desconcertante — gesto timorato de sus rostros
me da risa y me asquea.


No voy a permitir que me penetren
con su maléfica estaca. Soy yo
la que puede — clavárselos a todos, finalmente.

Podría — hacerme a cualquiera
de estos mequetrefes
que pululan como tontos
a mi alrededor. A mi Arthur — prometido
al vaquero americano
— mi doctor
o incluso a la doncella — que abrazada
a la bandeja de plata
me mira del rincón con los ojos de ternera. Sin embargo,
el que más me interesa
ahora
es el doctor.

Sí, ¡regístreme doctor! — le traigo palabritas
del infierno
le traigo un regadero
de sangre blanca, de glóbulos que explotan
de Muerte —
“Era — la hora de elegir — y yo
no pude quedarme con todo
— dejé
que el monstruo me eligiera —
y así anulé un acto — de voluntad
— que Arthur me perdone
yo quería el sueño — cabalgado de llanura
y la cura de su mano
mágica de ciencia. Yo quería
pertenecerles a todos —
niña para siempre
y mujer atrapada en una red — de voluptuosos apegos.
¿Para qué
afrontar la realidad — externa de elegir si por adentro
podía yo quedarme en cada uno?

Pero elegí — y el monstruo tomó mi sangre.
Corté — los lazos del amor
que me unían con el mundo. Y ahora
estoy atrapada para siempre
en su tiniebla oscura        — everlasting love
en mi cuerpo y mi cabeza ¿Quién me obligó
a decidir? ¿Quién me arrancó
de mi amor verdadero
para echarme por fin
en este fétido mundo — de concubina
donde nadie real
puede amarme jamás — y el monstruoso
irreal que yo amo
— como una condenada
no va a darme nunca eso que tanto — necesito?”

No hay escapatoria
— alguna.

Ok, Arthur, querido
poné la estaca fuerte — sobre el corazón
— yo te elegí, después de todo
da un golpe seco y por fin — atravesame.

No tengas miedo, mi amor 
no pienso hacerte daño — ya estoy bien dispuesta a recibir
esa paz
que no he deseado.

CECILIA PERNA De la serie "Vísperas"

 

 
  © 2007 ruletachina.com - REVISTA VIRTUAL - Todos los derechos reservados - República Argentina