RCh | Discos | "COUNTERFEIT" de Martin L. Gore (1989)
    El reposo del guerrero
POR JOSÉ FÉLIX

Entre los exitosos discos, el doble 101 y Violator, el disco bisagra de los Depeche Mode, el líder, compositor y raras veces cantante de la banda, Martin L. Gore, editó este EP de seis preciosas versiones de canciones de compositores poco conocidos, que fue su debut como solista.

Obvio que hoy esos sintetizadores suenan a órgano celestial de la parroquia del barrio en 1945, pero la voz de Martin tiene esa emotividad que me da ganas de llorar. Además, su sensibilidad se revela no sólo en la decisión de hacer un disco absolutamente personal, para nada comercial, sólo por el placer de cantar esas canciones, de otros; sino también en la elección de esas canciones, desde la tradicional Motherless child, hasta Smile in the crowd de Viny Reilly, que supo arreglar y tocar guitarras en el disco Viva Hate de Morrisey, pasando por Never turn your back of mother earth del dúo Sparks, o In a manner of speaking, de Winston Ton (Tuxedomoon), en una versión mucho más dark que la que anda dando vueltas, a cargo de Nouvelle Vague (por cierto también muy bella versión).

HAPPY MONDAYS

¿Hay Depeche Mode en este disco, considerando que Martin Gore, es Depeche Mode? La respuesta podría ser no, salvo por su voz, que no es LA voz de Depeche Mode. La música se ensombrece aún más, se minimaliza, se personaliza. Sin embargo, la respuesta también podría ser sí: hay un Black Celebration, sin lugar a dudas, el disco más dark de la banda, detrás de todo esto. It's a question of lust y It doesn't matter two.

Es como si, después de una sobredosis de éxito y masividad, Martin L. Gore, necesitara una dosis de recogimiento, para hacer música que lo (y nos) conmueva. Volvió a hacerlo en 2003, con su Counterfeit 2, donde se dedicó a versionar canciones de Lennon, Eno, Essex, o Nick Cave. Bienvenido, muy, sea, su reposo.

<< Anterior